MADERA



Madera utilizada. La oferta en el mercado colombiano es muy variada pero consideramos dos grandes grupos según su origen: maderas provenientes de bosques de reforestación y maderas procedentes de tala indiscriminada. Nuestra empresa usa exclusivamente maderas con certificación de origen, que garanticen la sostenibilidad de la producción, esto es, que sean el resultado de un proceso simultáneo de corte y siembra de árboles, con tratamientos silviculturales adecuados y coherentes con el medio ambiente, este tipo de cultivos utilizan generalmente coníferas y especies de rápido crecimiento y madurez, como ejemplo de ellas están los Pinos (Pátula, Radiata, Caribe), el Eucalipto y últimamente la Acacia Mangium entre otras.

 

Los bosques de Pinos son los más extensos y su uso se ha ido generalizando en la región andina, esta madera posee buenas características mecánicas y es ideal para procesos de inmunización vacío presión y la producción de madera laminada encolada (Glulam) en forma de vigas rectas o curvas. Dependiendo de la región y del uso la madera debe ser inmunizada para evitar el ataque de hongos e insectos xilófagos. Todas nuestras maderas son sometidas a procesos industriales que van desde el secado, la inmunización hasta la producción de vigas.

ECOLOGÍA


Ecología. Las construcciones en madera tienen múltiples ventajas, la primera y más importante en nuestros tiempos es que es un material que constantemente se renueva en los cultivos y que consume muy poca energía en sus procesos de transformación comparada con el acero y el concreto, constituyéndose en un material amigable con el medio ambiente sin mencionar que durante su vida en los bosque y durante su crecimiento produce oxígeno y captura CO2, (un árbol almacena por cada metro cúbico de él  0,7 toneladas de CO2) aptitud ventajosa que no cumple ningún otro material constructivo. La utilización de la madera fomenta la reforestación y renovación de bosques lo que constituye una manera sencilla de colaborar con el medio ambiente y su preservación. 


RESISTENCIA DE LA MADERA AL FUEGO


Aunque la madera es un material inflamable posee una resistencia al fuego, en especial la madera laminada encolada, se carboniza de manera uniforme y crea una capa de protección que retrasa la propagación de las llamas manteniendo sus propiedades mecánicas durante mas tiempo que otros materiales estructurales, a diferencia de ellos la madera no cede repentinamente, se consume  lenta y paulatinamente, comportamiento que da tiempo para evacuar las edificaciones  así construidas.

RESISTENCIA A LOS SISMOS DE LA MADERA


Dado que la madera es muy ligera para su volumen, esto es, un bajo peso específico y alta resistencia mecánica, hace que su comportamiento ante un sismo sea muy eficiente y seguro.


INMUNIZACION DE MADERAS


Inmunización. Las maderas son atacadas principalmente por hongos y por insectos, las acciones que se tomen para evitarlos es lo que llamamos inmunización de maderas; hay diferentes productos y procedimientos de inmunización, desde los más sencillos como la aplicación superficial de sustancias insecticidas y fungicidas, pasando por la inmersión en ellas, hasta someter la madera a su aplicación por vacío presión, en su orden son más eficaces y costosas pero se llegan a garantías hasta de 20 años .

 

El sistema vacío presión consiste en colocar la madera con baja humedad en un tanque hermético de donde se sustrae el aire, luego se incorporan sales tipo CCA (cobre cobalto arsénico) utilizando la diferencia de presiones; la penetración y la concentración de ellas darán el grado de protección especificado. Se debe tener claro el tipo de inmunización utilizado y lo que se espera de él, conociendo sus alcances y  grado de protección, eliminando el concepto genérico de la inmunización hoy tan difundido.